Prensa

Solo el 2.5% de toda el agua del planeta es dulce y tan sólo el 0.007 % es potable, porcentaje que se ve reducido permanentemente por los altos niveles de contaminación. Cada 22 de marzo se celebra este día para resaltar la importancia de preservar un recurso esencial y concientizar sobre buenas prácticas hacia su preservación. El cambio de hábitos es clave. Un estudio recientemente asegura que los hogares argentinos descartan al año casi 100 millones de litros de aceite usado de cocina ¿Cómo revertir esta tendencia? Solo el 2.5% de toda el agua del planeta es dulce y tan sólo el 0.007 % es potable, porcentaje que se ve reducido permanentemente por los altos niveles de contaminación. El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua y todos desde casa podemos intervenir para cuidar este recurso vital. Un informe publicado recientemente por el Instituto de Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones
Más de la mitad de los argentinos no recicla el aceite que utilizó para freír. El Día del Consumo Responsable invita a repensar hábitos a la hora de comprar y la importancia de gestionar correctamente los descartes de aquello que consumimos. Un estudio elaborado por la Facultad de Agronomía de la UBA junto a la empresa DH-SH alerta, específicamente, sobre el residuo de aceite vegetal usado en nuestro país. Reflexionar sobre los modelos de consumo que imperan en la actualidad con el objetivo de adoptar acciones que tiendan a preservar el ambiente es un imperativo todo el año: el 15 de marzo, especialmente, se conmemora el Día del Consumo Responsable que pone el foco en nuestros hábitos de conducta al momento de las decisiones de consumo. En el marco de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, el ODS número 12 propone “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”. Entre las metas dentro de este Objetivo de Desarrollo Sostenible, se distinguen:
Este 15 de marzo se celebra el día del Consumo Responsable. Una jornada que invita a repensar hábitos a la hora de comprar y la importancia de gestionar los descartes de aquello que consumimos. Uno de los productos que utilizamos es el aceite vegetal y hay que preguntarse ¿qué hacer con el sobrante del consumo de frituras? Un estudio elaborado por la Facultad de Agronomía de la UBA junto a la empresa DH-SH alerta, específicamente, sobre el residuo de aceite vegetal usado en nuestro país.  Reflexionar sobre los modelos de consumo que imperan en la actualidad con el objetivo de adoptar acciones que tiendan a preservar el ambiente es un imperativo todo el año: el 15 de marzo, especialmente, se conmemora el Día del Consumo Responsable que pone el foco en nuestros hábitos de conducta al momento de las decisiones de consumo. En el marco de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, el ODS número 12 propone “garantizar
Solo un litro de aceite usado de cocina se estima que contamina mil litros de agua e infertiliza la tierra. Es por eso que la ciudad puso en marcha un plan para que este residuo, utilizado asiduamente en las cocinas familiares y gastronómicas, sea correctamente dispuesto y tratado, en un convenio municipal con la empresa DH-SH que se dedica desde hace más de 20 años a la logística y saneamiento de la industria aceitera y, desde 2017, a la recolección y tratamiento del aceite usado de cocina, para la producción de biocombustibles de segunda generación. Esta rúbrica incluye la instalación de puntos verdes en zonas estratégicas y capacitaciones en escuelas. “Recicla tu Aceite” es el nombre de la campaña de concientización que lleva adelante la empresa DH-SH, oriunda de Capitán Bermúdez con el objetivo de separar y disponer en forma responsable el aceite usado de cocina. Se trata del aceite que se usa cotidianamente para freír en casas particulares
“No tiene que arrojarse por el desagüe de la cocina ni por el inodoro en el baño”, dijo Cecilia Alvarez. Directora de Gestión Integral de Residuos de Rosario. Rosario instalará más centros de recepción de aceite vegetal usado y por tal motivo firmó un convenio con DH-SH para que vecinos y vecinas puedan llevarlo a instituciones y comercios. La empresa los recogerá, tratará y enviará a una planta para convertirlo en biodiesel. En diálogo con Cadena 3 Rosario Cecilia Alvarez. Directora de Gestión Integral de Residuos recomendó a la población poner el aceite que ya utilizó “ponerlo, una vez que ya se encuentre fría en un recipiente plástico y con tapa y llevarlo a uno de los Centros de Recepción de aceite vegetal”. Son contendedores violetas en los que luego de almacenar el producto utilizado se transforma en biocombustible. En Rosario se reciclan unos 500 litros por mes. Los centros de recepción se colocarán dentro de instituciones, empresas o comercios, para
En el Día Mundial de la Educación Ambiental, se conoció que la empresa DH-SH Servicios de Saneamiento firmará un convenio con Rosario con el objetivo de instalar puntos verdes de recuperación de aceite de cocina usado en toda la ciudad. La rúbrica del mismo será el 1ero de febrero. Considerando que el 26 de enero es una fecha que tiene como fin concientizar sobre la importancia de educar sobre el cuidado de nuestro planeta, la empresa hace hincapié que Rosario debe incorporar herramientas desde todos los ámbitos educativos para reconstruir el vínculo con el cuidado del ambiente. Así lo afirmó la Ingeniera Antonella Druetta, Responsable Ambiental de la firma, en diálogo con Radio Boing. Tan solo un litro de aceite usado de cocina puede contaminar hasta mil litros de agua e infertilizar la tierra. Por eso, DH-SH, con su campaña “Reciclá tu Aceite”, desarrolló en 2018 su Programa de Educación Ambiental que cobró especial relevancia los últimos años potenciado por el auge de la virtualidad. Es por
Desde 2021, la Argentina cuenta con una ley que la promueve. La participación ciudadana también juega un rol fundamental para que trascienda las aulas y garantizar un acceso amplio. Tomar conciencia del daño que por generaciones el ser humano provocó en el planeta y repensar sus vínculos como sociedad es fundamental para garantizar una mejor calidad de vida hacia el futuro. En este proceso, la educación ambiental cobra vital relevancia como derecho de acceso a las herramientas que permitirán avanzar en ese sentido, coinciden quienes todos los días trabajan para garantizar ese derecho. La Argentina es uno de los pocos países que cuentan con una ley de Educación Ambiental Integral (EAI). Se sancionó en 2021 y en este año y medio permitió sentar las bases para las nuevas generaciones, pero aún queda mucho camino por recorrer. Su objetivo final es el de crear ciudadanos ambientalmente responsables, por eso la educación ambiental trasciende las aulas y busca que sea la sociedad la que se apropie de las iniciativas individuales y las traslade
El 26 de enero es el Día Mundial de la Educación Ambiental, una fecha que se celebra internacionalmente con el fin de enfatizar en la importancia de la educación como generadora de conciencia sobre el cuidado de nuestro planeta y la idea de que debemos incorporar herramientas desde todos los ámbitos educativos para reconstruir nuestro vínculo con la naturaleza. En esta línea las escuelas ocupan un lugar central como espacio de construcción y compromiso para las nuevas generaciones. El reciclaje toma protagonismo en este contexto: desde plásticos hasta cartones, vidrios y papeles, pueden reciclarse y convertirse en materia prima para otros procesos. Es el caso también, pero menos conocido, del aceite vegetal usado: el aceite que usan los restaurantes y el que usamos en casa para freír milanesas o papas fritas. Tan solo un litro de aceite usado de cocina puede contaminar hasta mil litros de agua e infertilizar la tierra. Por eso, la empresa DH-SH, con su campaña
DH-SH comprometida socio-ambientalmente, es una empresa consciente, pionera en innovación y educación socio-ambiental en Argentina. Fundada en 1993, en Capitán Bermúdez, Provincia de Santa Fe, dedicada a la logística, saneamiento y gestión integral de los residuos de la industria aceitera así como a la recolección y acondicionamiento de aceite vegetal usado para la producción de biocombustible. Entrevistamos a Sebastián Soso, quien es responsable de Comunicación de la empresa DH-SH y dirige y gestiona la campaña Reciclá tu Aceite. En una amena conversación telefónica pudimos ahondar en algunas características de la empresa. Sin embargo, lo más valioso para Extremo Sur, son los valores que quedaron plasmados en la charla.En primera instancia, podemos destacar que DH-SH nace como un emprendimiento familiar y solo disponían de un camión para brindar servicios, y hoy 20 años después, viven un crecimiento exponencial, dan trabajo a más de 200 personas y son líderes indiscutibles en todo el país. Están en 15 provincias de Argentina. Realizaron 63 convenios con diversas